Archivo para febrero, 2008

La Destrucción

Posted in Tributo a la letra on febrero 29, 2008 by tiporules

La Destrucción

A mis costados, sin cesar, se agita el Demonio; flota alrededor mío como un aire impalpable; lo aspiro y siento que abrasa mis pulmones y los llena de un deseo eterno y culpable.

A veces toma (conoce mi gran amor por el Arte) la forma de la más seductora de las mujeres y, bajo especioso pretexto de aburrimiento, acostumbra mis labios a filtros infames.

Me conduce así lejos de la mirada de Dios, jadeante y rendido de fatiga, en medio de las llanuras del Hastío, profundas y desiertas, y lanza a mis ojos llenos de confusión ¡vestidos manchados, heridas abiertas y el parto sangriento de la Destrucción!

Que Ha Llegado El Tiempo De Ser Dos…Aquí Estoy

Posted in Tributo a la letra on febrero 26, 2008 by tiporules

 

Si oyes en la noche la voz

de la soledad y el rumor

que ha llegado el tiempo

de ser dos…Aquí estoy!!!

Ten mi mano, apriétala bien

Ten mi hombro, apóyate en él,

y adonde nos lleve el viaje iré

contigo iré.

Y en tu descanso seré el reposo

y en tu camino seré el andar

y al sol mandé avisar a la brisa

que haga saber, nuestro caminar.

No es más rico

el que tiene más

sino el que tiene menos

ha de necesitar.

Y si tú tienes a alguien

junto a ti…rico serás.

Una mirada bastará

una palabra servirá

para poner mi corazón en pie

¡¡Aquí está!!

Y en tu descanso seré el reposo

y en tu camino seré el andar

y al sol mandé avisar a la brisa

que haga saber, nuestro caminar.

HAY SANGRE EN LA LUNA A LA MEDIA NOCHE

Posted in Tributo a la letra on febrero 25, 2008 by tiporules

Hay sangre en la luna a la media noche
Cuando el sol es besado por la muerte
Las estrellas callan mientras sus almas se pierden
Para vagar en el mundo sin llegar a un muelle.

 Hay sangre en la luna a la media noche
Cuando las nubes arrullan la suerte
De las oscurecidas sombras, el negro creciente
Cuando la vela negra de llama oscura se enciende.

 Conjuros, hechizos, rituales de mente
Cuando gotea la sangre de un inocente
El hijo perdido, la luna doliente
Prepara venganza para la noche siguiente
Hay sangre en la luna a la media noche
La llama cansada, el grito incandescente
La doncella en vela espera la muerte
Su escondida amiga incita su mente.

 Camina incansable la luna en el cielo
Las nubes vigilan su guardián en celo
Mientras conjura el andante caballero
Terror en la noche, el grito perfecto.

 Levanten la manos remuevan la tierra
Con el sepulcro abierto su mirada afuera
La noche ilumina sus almas sombrías
Su rastro se nota por la sangre fría
Las parcas conjuran sus vidas perdidas
Reclaman sus almas en vela encendida
Ahora son libres las sombras escondidas
Que se ocultan del día para preservar su vida
Hay sangre en la luna a la media noche
Pero en un momento la oscuridad termina
La muerte contenta y su misión cumplida
Cuando el sol ya se asoma para dar paso al día.

Lluvia

Posted in Tributo a la letra on febrero 24, 2008 by tiporules
La lluvia tiene un vago secreto de ternura,

algo de soñolencia resignada y amable,

una música humilde se despierta con ella

que hace vibrar el alma dormida del paisaje.

Es un besar azul que recibe la Tierra,

el mito primitivo que vuelve a realizarse.

El contacto ya frío de cielo y tierra viejos

con una mansedumbre de atardecer constante.

Es la aurora del fruto. La que nos trae las flores

y nos unge de espíritu santo de los mares.

La que derrama vida sobre las sementeras

y en el alma tristeza de lo que no se sabe.

La nostalgia terrible de una vida perdida,

el fatal sentimiento de haber nacido tarde,

o la ilusión inquieta de un mañana imposible

con la inquietud cercana del color de la carne.

El amor se despierta en el gris de su ritmo,

nuestro cielo interior tiene un triunfo de sangre,

pero nuestro optimismo se convierte en tristeza

al contemplar las gotas muertas en los cristales.

Y son las gotas: ojos de infinito que miran

al infinito blanco que les sirvió de madre.

Cada gota de lluvia tiembla en el cristal turbio

y le dejan divinas heridas de diamante.

Son poetas del agua que han visto y que meditan

lo que la muchedumbre de los ríos no sabe.

¡Oh lluvia silenciosa, sin tormentas ni vientos,

lluvia mansa y serena de esquila y luz suave,

lluvia buena y pacifica que eres la verdadera,

la que llorosa y triste sobre las cosas caes!

¡Oh lluvia franciscana que llevas a tus gotas

almas de fuentes claras y humildes manantiales!

Cuando sobre los campos desciendes lentamente

las rosas de mi pecho con tus sonidos abres.

El canto primitivo que dices al silencio

y la historia sonora que cuentas al ramaje

los comenta llorando mi corazón desierto

en un negro y profundo pentagrama sin clave.

Mi alma tiene tristeza de la lluvia serena,

tristeza resignada de cosa irrealizable,

tengo en el horizonte un lucero encendido

y el corazón me impide que corra a contemplarte.

¡Oh lluvia silenciosa que los árboles aman

y eres sobre el piano dulzura emocionante;

das al alma las mismas nieblas y resonancias

que pones en el alma dormida del paisaje!

Federico García Lorca

Instrucciones para bañar un gato y no morir en el intento

Posted in jocosidad on febrero 23, 2008 by tiporules

Como todos sabemos, a la mayoría de los gatos, y felinos en general, no les gusta que los humanos los bañemos. Tenemos conocimiento también, de que estas mascotas son bastante limpias. Pero llegado el momento en que es indispensable ayudarlos con su higiene se presenta un gran problema.

El Felis Silvestris Catus no es un animal que ame el agua corriendo por su cuerpo. Por lo cual, bañarlo se vuelve una actividad extremadamente peligrosa considerando la agilidad, flexibilidad que poseen estos mamíferos y el poco interés por las heridas que pueden llegar a producirnos.

Para tratar de hacer lo mas humana posible esta dura tarea, es que les presento esta guía que consta de dos maneras en la que usted podrá higienizar a su minino eficazmente.

Primer método: Veloz y salvaje.

• En primer lugar, higienice lo mas que pueda su inodoro.

• Ábralo e introduzca una buena cantidad de shampoo para gatos. (Si no consigue, o no le es económicamente viable, utilice el shampoo para humanos que tenga en su casa.)

• Deje abierta alguna puerta o ventana que tenga salida a algún lugar al aire libre y que esté lo mas cercanamente posible al baño.

• Busque a su gato, y, mientras le dice piropos al oído y lo acaricia suavemente, vaya acercándose cautelosamente al baño.

• De manera veloz y repentina, (trate de no ser torpe por apurarse) entre al baño, introduzca el felino al inodoro, baje las tablas del mismo, y párese rápidamente arriba de ellas para que el gato no huya. ¡Es fundamental alejar los pies de los bordes de las tablas, ya que su mascota puede llegar a asomar sus garras por ahí y cortarle los pies sin ningún tipo de remordimientos!

• Tire la cadena, o pulse el botón del agua, varias veces seguidas. La presión y velocidad del agua resultarán muy beneficiosas para un lavado perfecto.

• Por ultimo, salte hacia la bañera, cierre las cortinas o puertas y deje que el gato escape raudamente hacia la abertura al exterior que usted había preparado anteriormente, allí el felino se secara de manera natural.
Segundo método: Lento y Peligroso.

En caso de que el primer método le parezca agresivo, o su gato sea muy grande y no entre correctamente en el inodoro, se puede utilizar este segundo método, que podrá parecer mas humano, pero es sumamente peligroso. Sin embargo, este método solo es posible de utilizar en el caso de tener una bañera, ya que con una simple ducha es imposible. También, lo mas seguro para usted es que su bañera tenga puertas, no cortinas, ya que este animal puede romper una cortina de plástico con la misma facilidad con la que puede desgarrar todo su cuerpo.

• Llene la bañera con agua tibia.

• Ubique el shampoo en un lugar que le sea de fácil acceso y déjelo destapado.

• Vístase de manera adecuada a la situación de extremo riesgo que le tocará vivir. Recomiendo, preferentemente ropa de cuero, o en su defecto de jean. Un par de botas altas del estilo de las que se usan para la lluvia, fabricadas de goma gruesa. Una máscara de esgrima. Un casco militar. Guantes de cuero, o si puede conseguir, de acero. Y, una campera que esté dispuesto a romper, de mangas largas. Nótese que su mascota no se dará cuenta de su inusual apariencia, ya que muy poco saben los gatos de modas humanas.

• Tome al felino naturalmente, recordando los concejos del otro método y comience a llevarlo disimuladamente al baño.

• Velozmente y en un solo acto, ingrese al baño, cierre la puerta, entre en la bañera, cierre las puertas y, si logró retener al gato en sus manos, arrójelo al agua. ¡En este momento su vida puede correr un grave peligro, pero protegido por su vestimenta, disminuirá notablemente su riesgo a morir, sin embargo, prepárese para vivir unos minutos realmente energizantes!

• Tome la botella de shampoo con una mano e intente agarrar al gato con la otra, una vez que lo logre, rocíelo con el shampoo mientras lo refriega de manera vigorosa.

• Probablemente no pueda retener al animal mas de unos segundos y luego el gato caerá a la bañera, pero no se rinda y repita la operación anterior dos veces mas si le es posible. Finalmente deje caer al gato al agua y empújelo nuevamente hacia la bañera cuando intente trepar por las paredes.

• Para terminar con la operación, hay que dejar vaciar la bañera y secar al minino, que, delo por seguro, estará adherido ferozmente a una de sus piernas. Para realizar el secado simplemente frótelo con una toalla.
Con cualquiera de estos dos métodos que utilice, el resultado será que su gato quede muy limpio, aunque probablemente por una semana no se le acercara a mas de dos metros y huirá de manera veloz cada vez que se le acerque. En caso de haber utilizado el segundo método, es probable también que su mascota tarde algún tiempo en desprenderse de su pierna, la forma mas eficaz de sacárselo de encima, es acercarlo nuevamente a la bañera, en ese momento el felino escapará horrorizado.

Espero que esta guía les haya servido de ayuda, y nunca olviden que su gato también aprende, por lo tanto en algún momento encontrará la forma de superar estos dos métodos.

RIMA XLIII

Posted in Tributo a la letra on febrero 23, 2008 by tiporules

Dejé la luz a un lado, y en el borde

de la revuelta cama me senté,

mudo, sombrío, la pupila inmóvil

clavada en la pared.

¿Qué tiempo estuve así? No sé; al dejarme

la embriaguez horrible del dolor,

expiraba la luz y en mis balcones

reía al sol.

Ni sé tampoco en tan horribles horas

en qué pensaba o qué pasó por mí;

sólo recuerdo que lloré y maldije,

y que en aquella noche envejecí.

Gustavo Adolfo Becquer