Instrucciones para bañar un gato y no morir en el intento

Como todos sabemos, a la mayoría de los gatos, y felinos en general, no les gusta que los humanos los bañemos. Tenemos conocimiento también, de que estas mascotas son bastante limpias. Pero llegado el momento en que es indispensable ayudarlos con su higiene se presenta un gran problema.

El Felis Silvestris Catus no es un animal que ame el agua corriendo por su cuerpo. Por lo cual, bañarlo se vuelve una actividad extremadamente peligrosa considerando la agilidad, flexibilidad que poseen estos mamíferos y el poco interés por las heridas que pueden llegar a producirnos.

Para tratar de hacer lo mas humana posible esta dura tarea, es que les presento esta guía que consta de dos maneras en la que usted podrá higienizar a su minino eficazmente.

Primer método: Veloz y salvaje.

• En primer lugar, higienice lo mas que pueda su inodoro.

• Ábralo e introduzca una buena cantidad de shampoo para gatos. (Si no consigue, o no le es económicamente viable, utilice el shampoo para humanos que tenga en su casa.)

• Deje abierta alguna puerta o ventana que tenga salida a algún lugar al aire libre y que esté lo mas cercanamente posible al baño.

• Busque a su gato, y, mientras le dice piropos al oído y lo acaricia suavemente, vaya acercándose cautelosamente al baño.

• De manera veloz y repentina, (trate de no ser torpe por apurarse) entre al baño, introduzca el felino al inodoro, baje las tablas del mismo, y párese rápidamente arriba de ellas para que el gato no huya. ¡Es fundamental alejar los pies de los bordes de las tablas, ya que su mascota puede llegar a asomar sus garras por ahí y cortarle los pies sin ningún tipo de remordimientos!

• Tire la cadena, o pulse el botón del agua, varias veces seguidas. La presión y velocidad del agua resultarán muy beneficiosas para un lavado perfecto.

• Por ultimo, salte hacia la bañera, cierre las cortinas o puertas y deje que el gato escape raudamente hacia la abertura al exterior que usted había preparado anteriormente, allí el felino se secara de manera natural.
Segundo método: Lento y Peligroso.

En caso de que el primer método le parezca agresivo, o su gato sea muy grande y no entre correctamente en el inodoro, se puede utilizar este segundo método, que podrá parecer mas humano, pero es sumamente peligroso. Sin embargo, este método solo es posible de utilizar en el caso de tener una bañera, ya que con una simple ducha es imposible. También, lo mas seguro para usted es que su bañera tenga puertas, no cortinas, ya que este animal puede romper una cortina de plástico con la misma facilidad con la que puede desgarrar todo su cuerpo.

• Llene la bañera con agua tibia.

• Ubique el shampoo en un lugar que le sea de fácil acceso y déjelo destapado.

• Vístase de manera adecuada a la situación de extremo riesgo que le tocará vivir. Recomiendo, preferentemente ropa de cuero, o en su defecto de jean. Un par de botas altas del estilo de las que se usan para la lluvia, fabricadas de goma gruesa. Una máscara de esgrima. Un casco militar. Guantes de cuero, o si puede conseguir, de acero. Y, una campera que esté dispuesto a romper, de mangas largas. Nótese que su mascota no se dará cuenta de su inusual apariencia, ya que muy poco saben los gatos de modas humanas.

• Tome al felino naturalmente, recordando los concejos del otro método y comience a llevarlo disimuladamente al baño.

• Velozmente y en un solo acto, ingrese al baño, cierre la puerta, entre en la bañera, cierre las puertas y, si logró retener al gato en sus manos, arrójelo al agua. ¡En este momento su vida puede correr un grave peligro, pero protegido por su vestimenta, disminuirá notablemente su riesgo a morir, sin embargo, prepárese para vivir unos minutos realmente energizantes!

• Tome la botella de shampoo con una mano e intente agarrar al gato con la otra, una vez que lo logre, rocíelo con el shampoo mientras lo refriega de manera vigorosa.

• Probablemente no pueda retener al animal mas de unos segundos y luego el gato caerá a la bañera, pero no se rinda y repita la operación anterior dos veces mas si le es posible. Finalmente deje caer al gato al agua y empújelo nuevamente hacia la bañera cuando intente trepar por las paredes.

• Para terminar con la operación, hay que dejar vaciar la bañera y secar al minino, que, delo por seguro, estará adherido ferozmente a una de sus piernas. Para realizar el secado simplemente frótelo con una toalla.
Con cualquiera de estos dos métodos que utilice, el resultado será que su gato quede muy limpio, aunque probablemente por una semana no se le acercara a mas de dos metros y huirá de manera veloz cada vez que se le acerque. En caso de haber utilizado el segundo método, es probable también que su mascota tarde algún tiempo en desprenderse de su pierna, la forma mas eficaz de sacárselo de encima, es acercarlo nuevamente a la bañera, en ese momento el felino escapará horrorizado.

Espero que esta guía les haya servido de ayuda, y nunca olviden que su gato también aprende, por lo tanto en algún momento encontrará la forma de superar estos dos métodos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: